Reseña | Roma (2018)


Roma CineParrafos 2

Dir. Alfonso Cuarón | México | 135 minutos

Sinopsis: Cleo (Yalitza Aparicio) es una joven sirvienta de una familia que vive en la Colonia Roma, barrio de clase media de Ciudad de México. En esta carta de amor a las mujeres que lo criaron, Cuarón se inspira en su propia infancia para pintar un retrato realista y emotivo de los conflictos domésticos y las jerarquías sociales durante la agitación política de la década de 1970. (FILMAFFINITY)

Una de las constantes en la vida de un cinéfilo es contar los días faltantes para el estreno de sus filmes más esperados, y por lo general se trata de títulos de Marvel, Pixar, Star Wars… vaya, todo lo que va comprando Disney. Pero hace falta un director de la talla de Alfonso Cuarón para hacerle frente a estos monstruos de la mercadotecnia y situar en el calendario la fecha de lanzamiento de una película mexicana.

Roma es el relato de dos mundos que convergen bajo un mismo techo: el de una familia de clase media alta con dificultades para armonizar, y el de una joven indígena que intenta llevar una vida personal del mejor modo posible a la par de su trabajo como asistenta de dicha casa.

La película, bellamente filmada en blanco y negro, comienza su recorrido a paso lento mostrando la cotidianidad de Cleo, la muchacha en cuestión, quien a pesar de ser una pieza clave para el funcionamiento de la casa, se topa constantemente con el recordatorio de que su rol dentro de la estructura familiar tiene muchas más obligaciones que beneficios.

Roma CinePárrafos

Aunque Cleo tiene muy claro su lugar en el mundo, y poco reniega de él, busca de forma constante su propia evolución, llegando incluso a encontrar chispazos de plenitud. Sin embargo, en un lapso mediano de tiempo ocurren dos sucesos que marcan a los dos participantes de la historia, y al final terminan por definir el rumbo de ambos.

El filme es un constante sube y baja de los personajes, por eso resulta ser un retrato bastante fiel de la condición humana, además de que consigue prescindir de cualquier estereotipo que pudiera convertir al relato en un melodrama televisivo de ricos y pobres que viven en un agujero de ambiciones materiales y/o espirituales.

Roma es la carta de amor de Alfonso Cuarón hacía Liboria, su nana,  pero es una carta carente de toda condescendencia que buscar llevarle al mundo una historia de esfuerzo y éxito personal que poco tiene qué ver con las expectativas populares del mismo.

Roma CineParrafos 3.jpg

El encargado de fotografiar la cinta es el propio director, y la verdad es que trabajar tantos años a la par de Emmanuel Lubezki dio sus frutos. El filme está coreografiado de un modo soberbio, los movimientos de cámara son perfectos y empujan al relato hacía adelante, dejando de lado cualquier tipo de ornamentación técnica.

Todo el peso interpretativo recae en Yalitza Aparicio y Marina de Tavira, quienes hacen un trabajo brillante sosteniendo la película en sus hombros. A la joven oaxaqueña se le puede calificar como una actriz sin experiencia, pero jamás como una actriz no profesional. Lamentablemente el resto de las actuaciones deja bastante qué desear.

Alfonso Cuarón se deja sentir como un director muy maduro, que ha perfeccionado su narrativa (sí, aún más) y que ha demostrado su capacidad para situar un relato en la colonia Roma, en una escuela de magia o en el espacio exterior, sin ningún tipo de empacho. Ojo a la referencia de Gravity.

Roma CineParrafos 4.jpg

Roma es una buena película con momentos extraordinarios, en los cuales prefiero no ahondar para evitarle al nuevo espectador cualquier tipo de sorpresas en los giros de la historia. Lo único que podemos mencionar es que esos momentos te van a dejar con las manos heladas y sin poder respirar.

La película será estrenada en Netflix el 14 de diciembre, pero si eres de los afortunados en tener proyecciones en pantalla grande a tu alcance no dudes en asistir. El visionado en gran formato no es gratuito (no lo digo literalmente, claro), porque la película está diseñada, especialmente en su audio, para envolver al espectador en un mar del que difícilmente podrá escapar.

El mexicano debe estar bastante agradecido de que en nuestro país tengamos a tres de los mejores directores de cine en el mundo, y este reconocimiento se da porque en México tendemos a tirarnos todo el día en el lodazal sin dar el suficiente valor a lo que los connacionales le aportan al mundo, por eso es que tenemos que ponernos de pie y decir: Bravo, Roma. Bravo, Alfonso Cuarón.

Por Jonathan Mata Richardson

(Ver trailer)

9

Dinos, ¿Cuál es tu película favorita de Alfonso Cuarón?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s